Menu

Misa crismal, la celebración de la sacramentalidad del hecho cristiano

En la consagración y bendición esta mañana, en la Misa Crismal. En la consagración y bendición esta mañana, en la Misa Crismal.

En la mañana del Jueves Santo, el clero ha renovado sus promesas sacerdotales y se han bendecido y consagrado los Santos Óleos y el Santo Crisma, en la S.I Catedral.

Horas antes del inicio del Triduo pascual, el Jueves Santo, día en que Jesucristo instituyó la Eucaristía, la S.I Catedral acogió la Misa Crismal, en la que el clero diocesano ha renovado sus promesas sacerdotales y nuestro arzobispo ha bendecido y consagrado los Santos Óleos y el Santo Crisma que se utilizan para la administración de los Sacramentos.

“SIERVO DE LA ALEGRÍA DE LOS HOMBRES”
En su homilía, D. Javier Martínez se ha dirigido especialmente a los sacerdotes, de quienes ha dicho “el sacerdote es siervo de la alegría de los hombres, porque sin Cristo no hay alegría y la alegría viene de saberse amado por Cristo. Para el servicio de la vida en Cristo de todo ser humano”.

“El sacerdocio es una humanidad cumplida”, ha subrayado D. Javier, que se ha referido también al perdón de los pecados, especialmente en este tiempo en el que “los hombres y mujeres tienen necesidad de perdón”. Un perdón que no es sólo en el sacramento –ha explicado nuestro arzobispo- y que puedan encontrar en el sacerdote “unos brazos abiertos”.

“Danos, Señor, el don de la comunión”, que no es posible sin el perdón, señaló.

SACRAMENTO DEL HECHO CRISTIANO
En esta celebración, nuestro arzobispo ha hablado de la “sacramentalidad del hecho cristiano”, donde se hace “contemporánea la Palabra de Dios”; unos sacramentos que van más allá de unos ritos. “Cristo ha venido para cambiar el modo de vivir de hombres y mujeres en el mundo”. “El sacramento es una categoría esencial al hecho cristiano”, porque no fue algo del pasado que sucedió hace 2000 años.

“El Acontecimiento de Cristo y la consumación de la Encarnación en el Misterio Pascual es el centro de la vida humana y de nuestro ser cristiano”, explicó D. Javier, quien habló de la novedad que aporta Cristo a nuestra vida, a nuestra conciencia y al mundo. “Sólo Cristo permanece y el don de su Espíritu permanece vivo, actual, en cada uno de los sacramentos, que expresan cada uno e los Misterios de Cristo”.

Paqui Pallarés
Delegada de Medios de Comunicación Social

Escuchar homilía Misa Crismal 2022

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur     Casa de Espiritualidad Sierra NevadaLogo Lumen Gentium IIViajes San Cecilio.   Editorial Nuevo Inicio      Centro Cultural Nuevo Inicio         Logo IFESicsco