Menu

María Emilia Riquelme y Zayas, futura beata granadina, hermana de la Archicofradía del Rosario

Foto: Archicofradía del Santísimo Rosario. Foto: Archicofradía del Santísimo Rosario.

Hace unas semanas se descubrió en el libro de hermanos o libro canónico de la Archicofradía que la Venerable Madre María Emilia Riquelme y Zayas, fundadora de la Congregación de Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, y su hermano Joaquín son cofrades de nuestra Archicofradía, siendo desde su infancia, y por tradición familiar, grandes devotos del rosario y la Santísima Virgen del Rosario Coronada, Copatrona de Granada.

La Madre Riquelme será beatificada el próximo 9 de noviembre en la Santa Iglesia Catedral de nuestra ciudad, por lo que desde ese momento serán dos los archicofrades que ya gozarán de la gloria de los altares: Santo Domingo de Henares, O.P. y la Beata Madre María Emilia Riquelme y Zayas.

Tras realizar el hallazgo, la Junta de Gobierno se puso en contacto con la Congregación y la Postulación de la Causa de Beatificación, siendo recibida por la priora y la vice postuladora de la causa una representación de nuestra Archicofradía en la Casa Madre de las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada.

Durante el encuentro se hizo entrega de un dossier con la historia de la devoción a la Virgen del Rosario, la Archicofradía y la estrecha vinculación de la futura Beata y su familia con la misma. En la reunión se respiró un ambiente de ilusión, confraternidad y admiración por la figura de la Madre María Emilia Riquelme y Zayas y la Santísima Virgen del Rosario, titular de la Archicofradía a la que la futura beata y sus familiares pertenecen desde el siglo XVIII.

LA FAMILIA ZAYAS FERNÁNDEZ DE CÓRDOBA Y LA ARCHICOFRADÍA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

Su bisabuelo materno, Don José de Zayas y Fernández de Córdoba, descendiente del Gran Capitán, fue el encargado de comisariar la finalización de las obras del Camarín de la Virgen del Rosario y administrador de los bienes de la Archicofradía, reposando sus restos en la cripta del recinto desde su muerte en 1808.
Igualmente, su abuelo materno, Don Mariano Zayas Fernández de Córdoba, con el cual pasó la infancia la Venerable Madre Riquelme, tras quedar huérfana de madre con tan solo siete años, fue también Mayordomo de la Archicofradía. El cargo de Mayordomos también fue ejercido en varias ocasiones por sus tíos y primos maternos, junto a otros familiares que siguen vinculados con la Archicofradía en la actualidad.

Podemos decir por tanto, con gran alegría y emoción, que el próximo día 9 de noviembre será beatificada una Cofrade del Santísimo Rosario nacida en el seno de una familia muy comprometida con nuestra Archicofradía, y que vivió sus primeros años y el inicio de sus vocación en gran cercanía con la Santísima Virgen del Rosario Coronada.

El deseo de la Archicofradía es unirse a todos los actos de la Beatificación, por lo que próximamente se dará a conocer un programa de actividades y cultos para contribuir al engrandecimiento y difusión de esta celebración tan importante para la Iglesia y nuestra Archidiócesis.

Archicofradía del Santísimo Rosario

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur     Casa de Espiritualidad Sierra NevadaLogo Lumen Gentium IIViajes San Cecilio.   Editorial Nuevo Inicio      Centro Cultural Nuevo Inicio         Logo IFESicsco