Menu

“La fórmula para ser feliz”

Guadalupe Ortiz de Landázuri, próxima beata laica del Opus Dei. Guadalupe Ortiz de Landázuri, próxima beata laica del Opus Dei.

Conferencia en Granada a cargo del Postulador de la Causa Diocesana de Guadalupe Ortiz de Landázuri, mujer laica del Opus Dei que será beatificada en Madrid el 18 de mayo.

El próximo 18 de mayo en Madrid será beatificada Guadalupe Ortiz de Landázuri, primera mujer laica del Opus Dei en ser beatificada.

PONENCIA
Con el objetivo de acercar a los granadinos la vida y testimonio de fe de esta mujer, fallecida en 1975, el salón de actos de la sede central de Caja Rural acogerá una conferencia a cargo del Postulador de su Causa diocesana, D. José Carlos Martín de la Hoz. Con el título “La fórmula para ser feliz”, D. José Carlos hablará de esta mujer que ha sido calificada de “pionera”: “La única chica de la clase en su colegio de Tetuán, una de las cinco mujeres que en 1933 se matricularon en Químicas en la Universidad Central de Madrid, y una de las primeras que se sumaron a San Josemaría en su empeño por difundir la llamada universal a la santidad de todos los cristianos”, explica la periodista Cristina Abad en su libro “La libertad de amar” sobre la próxima beata.

La conferencia sobre Guadalupe Ortiz de Landázuri será el lunes 8 de abril a las 19:30 horas, en el salón de actos de la sede central de Caja Rural, abierta a la asistencia de todo el mundo que desee conocer a esta mujer que será beatificada en su ciudad natal de Madrid el 18 de mayo.

RASGOS BIOGRÁFICOS
Guadalupe Ortiz de Landázuri nació en Madrid, España, el 12 de diciembre de 1916. Era la cuarta y la única chica del matrimonio de Manuel Ortiz de Landázuri y Eulogia Fernández-Heredia. Sus padres la educaron en la fe cristiana. Cuando era pequeña, murió su hermano Francisco, que la precedía. Con 10 años, se trasladó con su familia a Tetuán, en el norte de África, por el trabajo de su padre, que era militar. En su infancia destacaban ya dos rasgos definitorios de su personalidad: la reciedumbre y la valentía.
En 1932 regresaron a Madrid, donde acabó el bachillerato en el Instituto Miguel de Cervantes. En 1933 se matriculó en la carrera de Ciencias Químicas en la Universidad Central. Era una de las 5 mujeres de una clase de 70. Más tarde, empezó el doctorado, porque quería dedicarse a la docencia universitaria. Sus compañeros de universidad la recuerdan seriamente dedicada al estudio, con gran simpatía y amante de lo imprevisto.

Paqui Pallarés
Directora de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

 

volver arriba