Menu

Beato Darío Hernández Morató

En este 29 de septiembre recordamos a Darío Hernández Morató, uno de los 11 jesuitas martirizados en Gandía y Valencia entre el 19 de agosto y el 29 de diciembre de 1936. No habían vivido en comunidad desde la supresión de la Compañía en España cuatro años antes. Su trabajo apostólico se había visto muy restringido, pero no cesó hasta que se produjo la persecución religiosa en España.

Estudió su bachillerato en el colegio San José, de los jesuitas de Valencia y entró en el noviciado en Veruela (Zaragoza) en 1896. Estudió después Letras y el primer año de Filosofía. Los siguientes cursos los realizó en Tortosa. Desde 1906 trabajó en el colegio del Salvador de Zaragoza y en 1910 volvió a Tortosa para estudiar Teología. En 1914 pasó a Manresa y en 1915 pronunció sus últimos votos y fue ordenado sacerdote.

En 1922 le destinaron a la Casa Profesa de Valencia y en 1926 al colegio del Sagrado Corazón de Barcelona. En 1927 recibió el nombramiento de superior de Palma de Mallorca, y un año después le hicieron prepósito de la Casa Profesa de Valencia. La disolución de la Compañía de Jesús fue un duro golpe para él. Como responsable de los jesuitas dispersos, decía: “Tengo obligación de velar por ellos y saber cómo están”. Esto le llevó a vivir en varios domicilios particulares. En uno de ellos fue detenido, probablemente por alguna delación, y conducido al Gobierno Civil y posteriormente a la Cárcel Modelo. El 29 de septiembre, hacia las 8 de la noche, lo sacaron de su celda para llevarlo al Picadero de Paterna (Valencia), donde lo mataron. Tenía cincuenta y cinco años. El que le disparó, se gloriaba después de haber matado al superior de los jesuitas. Sus restos se veneran actualmente en la iglesia de la residencia del Sagrado Corazón de Valencia.

Inició el estudio de Letras, que continuó en Veruela. Aquí empezó la Filosofía, que siguió en Tortosa. Fue destinado a Barcelona, donde dio clases en el colegio del Sagrado Corazón a la vez que preparaba su licenciatura en Filosofía y Letras. Regresó a Tortosa a estudiar Teología. Hizo su Tercera Probación en Manresa en 191l. Fue destinado al colegio San José de Valencia, donde hizo sus últimos votos en 1913, año en que fue ordenado sacerdote y recibió el nombramiento de rector de este colegio. En 1916 lo fue del colegio Máximo de Sarriá, en 1921 del colegio del Sagrado Corazón de Barcelona y en 1927 volvió de nuevo a Valencia como rector del colegio San José, hasta la disolución de la Compañía por la República.

En 1936, al ser incautado el colegio, fue el último en abandonarlo. Como otros jesuitas, tuvo que refugiarse en casa de familias amigas, hasta que fue delatado por una sirvienta. Lo llevaron preso a las Torres de Quart, donde estuvo de octubre a noviembre de 1936, siendo liberado previo pago de una cantidad de dinero por parte de unos amigos. El 27 de noviembre de 1936 fue detenido con la familia que le acogía y trasladado al seminario, transformado en cárcel. De ahí le sacaron para matarlo. Fue asesinado en el Picadero de Paterna (Valencia) junto a otras once personas, el 29 de noviembre de 1936. Tenía cincuenta y nueve años. Sus restos están actualmente en la iglesia de la residencia del Sagrado Corazón de Valencia.

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur     Casa de Espiritualidad Sierra NevadaLogo Lumen Gentium IIViajes San Cecilio.   Editorial Nuevo Inicio      Centro Cultural Nuevo Inicio         Logo IFESicsco