Menu

Apertura de consultas dirigida a los fieles sobre Rosario Granados, “vidente” de Nuestra Señora del Espino en Chauchina

Rosario Granados. Rosario Granados.

Para iniciar un posible estudio de causa diocesana de beatificación. Rosario Granados perdonó al asesino de su hijo y fue curada, sin explicación médica, de unas llagas varicosas en su pierna izquierda. 

El Arzobispado de Granada abre un periodo de consultas dirigido a los fieles diocesanos para comunicar cualquier información útil, a favor o en contra, o aportar elementos que permitan después la apertura de un posible estudio de causa diocesana de beatificación de Rosario Granados, conocida como “vidente” de Nuestra Señora del Espino.

Quienes puedan aportar dicha información, deben dirigirse únicamente a Secretaría General del Arzobispado, en el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 958-21-63-23. Se subraya que, para trasladar esta información, deben contactar exclusivamente con dicha Secretaría General del Arzobispado, para no dañar el trabajo que lleve a una posible apertura de causa diocesana de beatificación.

ROSARIO GRANADOS
Rosario Granados es conocida como “vidente” de Nuestra Señora del Espino, en Chauchina, de cuyo fallecimiento se cumplirán cien años en 2021. En 1903, aparecen tres llagas varicosas en su pierna izquierda, por lo que queda ingresada durante siete meses en el Hospital San Juan de Dios de Granada, de donde recibe el alta por no hallar curación. Vuelve a Chauchina y allí se ve obligada a retirarse sola cada día, debido al mal olor que desprenden las llagas. Un Lunes Santo de 1906 se encuentra con una señora vestida de negro que le pide ir al cementerio y donde, después de orar y despertar, se ve sin vendas, con las llagas curadas y pudiendo caminar.

La fama de santidad de Rosario Granados también llega por el perdón al asesino de su hijo, que muere apuñalado. Sin saberlo, acogió en su casa a un hombre que llegó hasta allí pidiendo refugio porque le persiguen por haber apuñalado a otra persona. Tras conocer lo sucedido, perdona al asesino de su hijo, “como la Virgen perdonó a los verdugos de su Hijo”.

Rosario Granados nació el 25 de abril de 1839, en Chauchina, en el seno de una familia humilde y trabajadora del campo, bautizada en la parroquia de Nuestro Señor de la Humildad. Contrae matrimonio en 1859, pero pronto queda viuda. Es una madre cariñosa y entregada, que pasa muchas horas en oración. Su devoción por la Virgen le ayuda a encontrar consuelo y fuerza, para afrontar una vida llena de privaciones. En su casa, pasan dificultades y fatigas, y comparte lo que tiene, mostrando su ser caritativo con pobres como ella.

Los restos mortales de Rosario están en una pequeña cripta, junto al camarín de la Virgen del Espino, donde fueron trasladados en 1961, con autorización del arzobispo D. Rafael García y García de Castro.

 

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur     Casa de Espiritualidad Sierra NevadaLogo Lumen Gentium IIViajes San Cecilio.   Editorial Nuevo Inicio      Centro Cultural Nuevo Inicio         Logo IFESicsco