Lo último de @pontifex_es:

Llevemos la llama del amor de Cristo a la humanidad, que tiene mucha necesidad de felicidad verdadera y de paz.

Menu

“Yo soy pan de vida”

El pueblo cristiano de Granada celebró ayer, domingo 18, la Solemnidad del Corpus Christi acompañando al Señor en la Abadía del Sacromonte y en la Santa Iglesia Catedral.

Abadía del Sacromonte

Como cada año, la Solemnidad del Corpus Christi se celebró en la Abadía del Sacromonte, uno de los lugares más significativos para entender los orígenes cristianos en Granada.

Toda la vida de la Abadía del Sacromonte, a lo largo de los siglos, ha estado centrada en la veneración del Corpus Christi, esto es, la presencia viva de Cristo en medio de los hombres y de la historia, centro mismo de la fe cristiana.

En la iglesia de la Abadía del Sacromonte, donde se encuentran las imágenes del Cristo del Consuelo (Gitanos) y María Santísima del Sacromonte, se celebró la hora santa de adoración al Santísimo y a las 12:30 horas, tuvo lugar la Eucaristía, que presidió D. Alberto Espinar, abad, y D. Francisco Alonso, párroco de la iglesia. Las Hermanitas del Cordero participaron cantando en la Eucaristía y en la procesión claustral.

D. Alberto Espinar explicó a los asistentes la relación de la institución de la Eucaristía con la fiesta del Cuerpo y la Sangre del Señor: “El día del Jueves Santo celebrábamos en los Oficios, traíamos a nuestro presente, hacíamos memoria de aquel momento en el que Jesús, previo a su Pasión, en la última cena con los suyos, instituía el Sacramento de la Eucaristía, como signo de lo que después ya no haría de una forma sacramental, sino real, su entrega, su donación total en la cruz. La diferencia de ese momento con este en el que estamos hoy es una: En la noche de la Vigilia Pascual, el Señor Jesucristo ha cruzado el umbral de la muerte y ha aparecido ante todos los siglos, ante toda la Creación ha aparecido como el Señor de la vida, porque es el Cristo glorioso, el Cristo resucitado. Y hoy, cuando estamos celebrando esta Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, nosotros lo podemos ver desde esta perspectiva: Es Cristo glorioso, es Cristo resucitado el que se ha hecho vida para nosotros en estas especies del pan y del vino”.

Solemnidad en la Catedral

La Santa Iglesia Catedral de Granada acoge cada año la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre del Señor el domingo, día propia de la Solemnidad, y el jueves, día central de las celebraciones del Corpus Christi en Granada.

El domingo 18 se celebró la Santa Misa por la tarde, que presidió D. Juan Gutiérrez, deán de la Catedral, y concelebraron los sacerdotes diocesanos D. Tomás Sola y D. Francisco José Tejerizo.

En la celebración litúrgica participaron el Coro “Santa Cecilia”, de la Catedral de Granada y el Coro “Argentum”.

A la Eucaristía asistieron muchos fieles de la Diócesis, que quisieron acompañar al Señor en la celebración de la Eucaristía y más tarde por las calles.

D. Juan Gutiérrez mostró a los fieles presentes cómo el Cuerpo de Dios es un don para nosotros: “Estamos en el capítulo 6 de San Juan y dice Jesús: 'Yo soy el pan de vida, que he bajado del cielo´, y vosotros me vais a decir: pues claro que lo sabemos, si somos gente de Iglesia, si hemos participado en la Eucaristía, claro que sí. Pues que lo descubramos así, que viene del cielo, que es don de Dios, que trae la vida para nosotros, que ha tenido la vida. Jesucristo, todo el tiempo de su vida, ha pasado por el mundo haciendo el bien, ha perdonado los pecados, ha curado paralíticos, ha alimentado a la gente, ha convivido con nosotros, nos ha enseñado Jesucristo a vivir como vive un hijo de Dios viviendo la humanidad”.

La colecta de la Misa, al igual que en todas las Misas celebradas ayer en Granada, irá destinada a Cáritas Diocesana, con motivo del Día de la Caridad que celebramos en la Solemnidad del Corpus Christi.

Tras la celebración de la Eucaristía, la procesión con el Santísimo salió la calle, acompañada por un cortejo formado por hermanos cofrades de diferentes hermandades y cofradías de Granada, el Coro Santa Cecilia, los sacerdotes D. Manuel Reyes, D. Francisco José Tejerizo, D. Tomás Sola y D. Miguel Ángel Morel y todos los fieles que se unieron a acompañar al Señor.

Ver galería de imágenes

Rosa Die Alcolea

volver arriba