Menu

Vigilia de la Inmaculada, para ayudarnos a tomar conciencia de “la nueva humanidad, que empieza en María”

Vigilia de la Inmaculada este año en la S.I Catedral. Vigilia de la Inmaculada este año en la S.I Catedral.

En la S.I Catedral, la vigilia que antecede a la Solemnidad de la Inmaculada Concepción fue presidida por la Sagrada Imagen de Nuestra Señora de los Remedios, Patrona de Ambroz, que llegó en procesión desde la Colegiata de los Santos Justo y Pastor, y guiada en su liturgia de la Palabra por Mons. Javier Martínez.

La Iglesia de Granada celebraba la noche del sábado día 7, junto con toda la Iglesia universal, la vigilia de la Inmaculada Concepción, cuyo Dogma de fe subraya que la Virgen María fue concebida y nacida sin pecado original ni mancha alguna. En torno a María, la Diócesis celebró la vigilia en todas las iglesias y parroquias de Granada y sus pueblos, tanto del interior, como de la Alpujarra o de la costa. También la S.I Catedral acogió la celebración de la vigilia presidida por la Sagrada Imagen de Nuestra Señora de los Remedios, patrona de Ambroz, que, en procesión desde la Colegiata de los Santos Justo y Pastor, llegaba al templo catedralicio, donde también presidió la Solemnidad, acompañados por muchos de sus devotos y vecinos de este pueblo de la Vega del Genil.

“LA NUEVA HUMANIDAD”
Mons. Javier Martínez acompañaba la Sagrada Imagen desde la Colegiata y guiaba la liturgia de la Palabra, que comenzó con la lectura del Evangelio de este domingo 8 de diciembre. “La Iglesia es la nueva humanidad, que empieza en María, que participa en el Triunfo al que estamos llamados. (…) La Gracia -en palabras del Papa Francisco- nos primerea y ha hecho una historia de amor con nosotros”, señaló nuestro arzobispo en su alocución al inicio de la vigilia. Unas palabras dirigidas a los fieles para ayudar a la oración personal y comunitaria, así como a tener conciencia de esta Solemnidad que se celebra también al comenzar el nuevo tiempo litúrgico: el Adviento. Un tiempo litúrgico que nos prepara para la Natividad del Señor y que nos ayuda a ser conscientes de que “no nos salvamos por nosotros mismos y no llegamos a Dios por nuestro esfuerzo”, explicó.

“En esta vida de sufrimiento y dolor, hay un Paraíso que ha empezado con María”, señaló Mons. Martínez, quien también explicaba a los fieles que la proclamación del Dogma de fe de la Inmaculada Concepción apareció en un momento de la historia en que se ideaba un superhombre que, por sí mismo y sus conocimientos, se valía y, por lo tanto, no necesitaba a Dios. “Con María y Cristo hay una esperanza nueva, que no está en nuestras fuerzas, sino que viene a nosotros, a través de la Iglesia, a través de los sacramentos”.

Ensanchar nuestro corazón y la “Iglesia con María va en busca del hombre que tiene necesidad de Jesucristo” es el segundo pensamiento que nuestro arzobispo compartió con los fieles, quienes oraron a los pies de la Madre de Dios, en su advocación de los Remedios, Patrona de Ambroz. “La vida sin Dios se pierde y eso lo vemos en la destrucción de las familias” y en la destrucción de vidas como la del concebido no nacido o la de quienes afrontan los últimos días de sus vidas, o sienten cansancio y no encuentran sentido.

ORACIÓN DE LOS FIELES A MARÍA
Precisamente, en las oraciones de los fieles, dirigidas a María, Madre de Dios, se oró por la familia, por los jóvenes, por los enfermos, y de ellos especialmente por quienes sufren depresión, adicciones o, sencillamente, se encuentran solos en este mundo. Por ello, Mons. Martínez animó a los fieles a dar aliento y “transmitir la esperanza del Señor”, también a través de pequeños gestos, aunque no podamos dar solución a sus inquietudes o problemas, destacando así la compañía de unos para otros.

La vigilia de la Inmaculada Concepción terminó con la oración todos juntos del Padrenuestro, encomendando especialmente a los enfermos, a quienes se plantean abortar o a quienes están solos, para que María, Madre de Dios, salga a su encuentro ante Su Hijo.

A esta vigilia, amenizada en los cantos por el Grupo San Francisco, asistieron miembros de las Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Granada, devotos y vecinos de Ambroz y muchos granadinos que quisieron vivir juntos la víspera de la Solemnidad, cuya Santa Misa en la Catedral también estuvo presidida por la Sagrada Imagen de Nuestra Señora de los Remedios. También asistieron jóvenes vinculados a la Pastoral Juvenil, cuyo delegado diocesano concelebró la liturgia de la vigilia, así como el Vicario de Hermandades D. Antonio Valverde y el Delegado diocesano de Liturgia D. Manuel García Gálvez.

Paqui Pallarés
Directora de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

Medios

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur Centro Cultural Nuevo Inicio Editorial Nuevo Inicio Viajes San Cecilio Logo Lumen Gentium II  Logo IFES    icsco   Casa de Espiritualidad Sierra Nevada