Lo último de @pontifex_es:

Cuando necesitemos ayuda, dirijámonos al Padre, que siempre nos mira con amor y no nos abandona nunca.

Menu

Siervo de Dios D. Andrés Molina Muñoz

Nació y fue bautizado en Ogíjares en 1909. Su primera vocación fue ser carmelita y para ello estuvo tres años en el centro de formación de los PP. Carmelitas en Córdoba que abandonó por enfermedad. Una vez repuesto, ingresó en el seminario de San Cecilio y fue ordenado sacerdote el 10 de junio de 1933. Su único destino pastoral fueron las parroquias de Instinción y Rágol. Fue martirizado el 20 de septiembre de 1936 en Terque (Almería). Tenía 27 años.

El Siervo de Dios D. Andrés Molina Muñoz, mártir de la castidad, nació en la localidad granadina de Ogíjares, en cuyo templo parroquial fue bautizado en 1909. Criado en un ambiente carmelitano, siendo joven decidió ingresar en el “Jovenado de los PP. Carmelitas” en Córdoba donde sólo permaneció tres años ya que tuvo que abandonar el lugar aquejado de fiebres paratíficas. Regresó a su pueblo natal para recuperar su salud, aunque nunca más fue la misma.

Ingresó en el Seminario San Cecilio de Granada en 1922 y fue ordenado sacerdote el 10 de junio de 1933. Su primer y único nombramiento fue el de cura ecónomo de la parroquia de Instinción y encargado de Rágol en Almería. El sacerdote partió para su ministerio ilusionado, era de carácter bondadoso pero también recio y viril como demostraría posteriormente en la hora de la persecución.

Fue encarcelado en la prisión de la localidad de Instinción para ser fusilado posteriormente cerca de Íllar. Murió perdonando a sus captores y dando gracias a Dios por hacerlo elegido para ser mártir tal y como refleja la carta de despedida que envió a sus familiares antes de ser ejecutado.

(Información extraída del libro "Los Mártires Granadinos de 1936" de D. Santiago Hoces)

volver arriba