Menu

San Edmundo

El santoral nos recuerda este 20 de noviembre la historia de un rey mártir del s. IX. Fue el último de los reyes del reino de Estanglia, una región de la Inglaterra oriental. El relato de su vida, que oscila entre la leyenda y lo real, habla de su santidad.

Fue coronado rey con tan solo 14 años, siguiendo la tradición de su tiempo. Un tiempo en el que los reyes, al ser coronados, se desposaban con su pueblo. Su simbólico desposorio lo llevó a cabo el Obispo Elman, el día de Navidad del año 855.

Mostró dotes de buen gobierno desde joven, buscando siempre la paz para su pueblo. Se decía que era un buen administrador de justicia y que se preocupaba por el mantenimiento de la fe. Huía de aduladores y le gustaba ocuparse personalmente de las cuestiones de gobierno.

El desembarco de los piratas daneses en las costas inglesas, trajo problemas al reino de Estanglia, y especialmente a la Iglesia. Quemaban monasterios e iglesias, asesinando a religiosos a su paso, de una forma brutal.

El rey Edmundo, ‘primus inter pares’, reúne un ejército entre las principales familias de su pueblo, como era costumbre entonces. Al plantearse la batalla, no quiere sacrificar vidas inúltimente y decide esconderse por el momento. Cuando es descubierto, le ofrecen unas condiciones de rendición que atentan particularmente contra la Iglesia. Al no aceptarlo, por no querer ofender a Dios ni maltratar a su gente, es azotado y aseteado con flechas atado a un árbol.

Esta forma de martirio extendió su fama de santidad y le convirtió en un rey muy popular en la Inglaterra medieval. Sus reliquias se trasladaron a la abadía ubicada en la localidad de Bury Saint Edmunds.

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur     Casa de Espiritualidad Sierra NevadaLogo Lumen Gentium IIViajes San Cecilio.   Editorial Nuevo Inicio      Centro Cultural Nuevo Inicio         Logo IFESicsco