Menu

La Colecta del Viernes Santo, para los Santos Lugares y nuestros hermanos cristianos de Oriente

Momento en que Mons. Martínez reserva la Sagrada Comunión en una capilla de la S.I Catedral, ayer Jueves Santo. Momento en que Mons. Martínez reserva la Sagrada Comunión en una capilla de la S.I Catedral, ayer Jueves Santo.

Mons. Martínez ha anunciado que las colectas de los domingos durante el año en la S.I Catedral van destinadas también a nuestros hermanos de Oriente, que sufren la persecución, el martirio y la muerte.

Desde hace muchos años la celebración del Viernes Santo está asociada con la urgente necesidad de sostener a las "piedras vivas" de los Santos Lugares de todos los modos posibles, especialmente invocando la paz que viene de lo Alto para todos los que sufren.

En una carta dirigida por la Santa Sede a nuestro Arzobispo Mons. Javier Martínez se nos pide estar atentos a las necesidades de nuestros hermanos que sufren en zonas de conflicto en Oriente Medio la persecución, el martirio y la muerte, y cuya presencia cristiana representa una minoría en estas regiones. Asimismo, se nos invita a participar generosamente en la Colecta por Tierra Santa, del Viernes Santo, siendo "una ocasión preciosa para hacernos peregrinos en la fe".

Además de contribuir al sostenimiento de los Lugares Santos y de nuestro hermanos cristianos en Oriente Medio este Viernes Santo, nuestro Arzobispo ha establecido que las colectas de la Eucaristía de los domingos en la S.I Catedral sean destinadas a este mismo fin de sostener a nuestro hermanos cristianos de Oriente.

La contribución con el sostenimiento de los Santos Lugares y de nuestros hermanos de Oriente es importante, porque son un testimonio del lugar que vio nacer el cristianismo, al mismo tiempo que se evita que el cristianismo quede reducido a un hecho del pasado, que se conserva en el recuerdo, o a algo abstracto. Por eso, junto a nuestra aportación, se nos invita también a peregrinar a los Santos Lugares en Tierra Santa.

CELEBRACIÓN DE LA PASIÓN DEL SEÑOR
La celebración de la Pasión y Muerte del Señor en el templo catedralicio, presidida por el Arzobispo Mons. Javier Martínez, tendrá lugar a las 17 horas. El Viernes Santo es el único día del año en que no se consagra el pan y vino, día en que Cristo padeció y murió. Por eso, la Santa Comunión se toma de la consagración celebrada el día anterior y reservada para el día de hoy.

CARTA DE LA SANTA SEDE
Por su interés, reproducimos la carta que la Santa Sede ha remitido a nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, pidiendo a los cristianos de Granada su contribución en este sostenimiento de los Santos Lugares y de nuestros hermanos en Oriente en esta Collecta Pro Terra Sancta.

"Como han señalado los Sumos Pontífices, la Iglesia católica, reunida en el Viernes Santo para la memoria de la dolorosa Pasión de Cristo, expresa, con la oración y con la Collecta, su apoyo a la comunidad de los fieles y a los lugares de la Tierra Santa, especialmente en el actual momento dramático en que se encuentra toda la región de Oriente Medio.

El tiempo de Cuaresma nos invita a meditar sobre el amor a los Lugares que han estado en el origen de nuestra fe y en los cuales, en el seguimiento de Cristo, Salus Mundi, de ha reunido las primeras comunidades cristianas, recordadas por San Pablo cuando exhorta ardientemente a "hacer una colecta a favor de los pobres...". (Rm 15,25-26; Gal 2,10; 1 Cor 16; 2 Cor 8-9).

Como el Apóstol, también el Papa Francisco lleva dentro del corazón por los sufrimientos de tantos hermanos y hermanas de ese rincón del mundo, convertido en sacro por la Sangre del Cordero, sufrimientos que se han agravado en los últimos meses "debido a los conflictos que afligen a la Región (...). Este sufrimiento clama a Dios y apela al compromiso de todos nosotros, con la oración y todo tipo de iniciativas" (Papa Francisco, Carta a los Cristianos de Oriente Medio, 21 de diciembre de 2014).

Actualmente son millones las personas desalojadas que huyen de Siria y de Irak, donde el rumor de las armas no calla y la vía de la concordia y del diálogo parece estar completamente perdida, mientras parece prevalecer el odio insensato de quien mata y la desesperación desarmante de quien ha perdido todo y ha sido expulsado de la tierra de sus padres.

Si a los cristianos de Tierra Santa se les exhorta a resistir, cuanto sea posible, ,contra toda tentación de huida, por su parte a los fieles de todo el mundo se les pide que estén atentos con toda solicitud a esta circunstancias que aquéllos están viviendo. En ella se encuentran los hermanos pertenecientes a las diversas confesiones cristianas, en un Ecumenismo de la sangre que concurre al triunfo de la unidad: Ut omnes unum sint! (Jn 17,21).

La Collecta pro Terra Sancta en este año es, más que nunca, una ocasión preciosa para hacernos peregrinos en la fe –siguiendo el ejemplo del Santo Padre, que visitó en el pasado mes de mayo esta lengua de Tierra tan querida para cristianos, hebreos y musulmanes y para promover el diálogo a través de la concordia, la oración y el compartir entre todos los hermanos en Cristo; porque, el "camino de la paz se consolida si reconocemos que todos tenemos la misma sangre y formamos parte del género humano: si no olvidamos que tenemos un único Padre en el cielo que somos todos sus hijos, hechos a su imagen y semejanza". (Homilía del Papa Francisco durante la Santa Misa en el Estadio Internacional, Amán, 24 de mayo de 2014).

La pequeña grey de los cristianos, esparcida por todo el Oriente Medio está llamada "a promover el diálogo, construir puentes, según el espíritu de las bienaventuranzas (Mt 5,3-12), a proclamar el evangelio de la paz". (Id., Carta a los cristianos de Oriente Medio).

Solamente en la unidad del espíritu y en la caridad fraterna de todos los discípulos de Cristo, la Iglesia, su Esposa, podrá dar testimonio de esperanza a sus hijos que viven cada día los mismos sufrimientos del Señor humillado y abandonado.

Tengo la esperanza de que la Collecta sea bien recibida por parte de todas las Iglesias locales, de modo que pueda crecer la participación solidaria que nuestra Congregación coordina con el fin de garantizar a la Tierra Santa el apoyo suficiente para las necesidades de la vida eclesial ordinaria y para las otras diversas necesidades.

A usted y a sus colaboradores, en particular a los sacerdotes, a los religiosos y las religiosas, a los fieles todos, transmito el encarecido agradecimiento del Santo Padre Francisco, junto al de este Dicasterio y el de las Iglesias que viven en la Tierra de Cristo, con la generosa dedicación y el cordial empeño a favor del buen éxito de la Collecta pro Terra Sancta.

Con sentimientos de fraterna estima, me confirmo suyo devmo. en Cristo.

Leonardo Card. Sandri
Prefecto

+ Cyril Vasil', S.I
Arzobispo Secretario
Congregatio Pro Ecclesiis Orientalibus

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur     Casa de Espiritualidad Sierra NevadaLogo Lumen Gentium IIViajes San Cecilio.   Editorial Nuevo Inicio      Centro Cultural Nuevo Inicio         Logo IFESicsco