Menu

La Catedral acoge la celebración de la Luz que brilla para el mundo entero

Lucernario en la Plaza de las Pasiegas, con el que se inició la vigilia pascual en la Catedral. Lucernario en la Plaza de las Pasiegas, con el que se inició la vigilia pascual en la Catedral.

Gran celebración en la Iglesia Universal de la vigilia pascual que anticipa y da paso al júbilo de la Resurrección de Cristo, Redentor y Salvador del ser humano.

Al filo de la medianoche del sábado al domingo, las procesiones de las hermandades y cofradías de Semana Santa de Granada han dado paso en la Plaza de las Pasiegas a la acogida de la Luz del mundo, que celebramos en la vigilia pascual, anuncio de la Resurrección de Cristo.

Allí, los fieles procedentes de algunas Comunidades Neocatecumenales de Granada se congregaban en el acto del lucernario con el que daba inicio esta vigilia, de preparación del cirio y su encendido de las brasas previamente bendecidas. El acto se celebra en comunión en la liturgia de la Iglesia universal en todas las iglesias, parroquias y templos.

Mons. Javier Martínez procedía a la bendición del cirio y las ascuas con cuyo fuego se encendería el cirio pascual, que presidió la vigilia y presidirá a partir de ahora todas las celebraciones litúrgicas.

En una catedral a oscuras sólo iluminada por las velas encendidas con el fuego del cirio, los fieles se dirigían posteriormente en procesión tras el cirio pascual por la nave central para participar en la liturgia de la Palabra. Una liturgia que dio comienzo con la lectura del relato de la Creación y a la que sucedieron otras lecturas del Antiguo Testamento junto con cantos. Como signo de la Resurrección de Cristo, Luz para nuestras vidas y para el mundo entero, Redentor de nuestra humanidad, la Catedral volvió a iluminarse, para dar paso en esta liturgia de la Palabra a las lecturas del Nuevo Testamento.

UN PUNTO DE PARTIDA
“Esta noche celebramos que Cristo ha resucitado. Necesito, todos los años, que la Iglesia me recuerde que la Pascua, la Resurrección de Jesús, es un punto de partida, es una creación nueva, que no es algo que responde ni a mis méritos, ni a mis capacidades, sino que es un don absolutamente gratuito. Y por eso es luz. Y por eso es luz para el mundo entero. Y por eso es luz para todos los hombres. Y por eso hay que pedir al Señor que elimine los obstáculos para que esa Luz brille en nosotros”.

Tras la liturgia de la Palabra se inició la liturgia bautismal, en la que un grupo de bebés recibieron el Sacramento del Baustimo.

El júbilo de la Pascua de Resurrección continuarán durante la mañana del domingo con la llegadas de las Sagradas Imágenes de Nuestro Señor de la Resurrección y Santa María del Triunfo y el Santísimo Cristo Resucitado y Nuestra Señora de la Alegría. En la Eucaristía presidida por el Arzobispo en la Catedral a las 12:30 horas participará la rama infantil de la Cofradía del Señor de la Humildad, Soledad de Nuestra Señora y Dulce Nombre de Jesús, más conocida como procesión de los “Facundillos”.

Paqui Pallarés
Directora de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

Escuchar homilía de Mons. Javier Martínez

Fotografías de la celebración del lucernario y vigilia pascual en la página Archidiócesis Granada de Facebook

volver arriba