Menu

El sacerdote D. Antonio Covo festeja este fin de semana sus 100 años de edad

D. Antonio Covo en su casa con la bendición papal. D. Antonio Covo en su casa con la bendición papal.

Con motivo de este cumpleaños y de su aniversario de ordenación sacerdotal, el Papa Francisco ha enviado una bendición a D. Antonio, extensible a familiares, amigos y fieles en general. 

El sacerdote D. Antonio Covo Ariza festeja el próximo 29 de febrero, en este año bisiesto, sus 100 años de edad, 75 de ellos dedicados al sacerdocio. Natural de Las Gabias y ordenado en la Catedral de Granada en 1945, D. Antonio compartirá con todos los fieles que quieran acompañarles, así como amigos y familiares, su centenario de edad, en la Santa Misa el mismo día de su cumpleaños, a las 10 horas, en la Basílica de Nuestra Señora de las Angustias.

D. Antonio dedicó 46 años a la atención pastoral en la parroquia de Nuestra Señora de las Angustias, donde acude en la actualidad a administrar el sacramento del Perdón de los pecados. Sus primeros pasos como sacerdote se iniciaron en Zujaira y en la costa, como Almuñécar y La Herradura. También estuvo en la parroquia de San Lorenzo, en Zagra, y se ocupó de la Delegación de Migraciones en el año 1966. A partir de entonces estaría en la basílica de la Patrona, donde continúa su vinculación administrando el sacramento de la penitencia.

Con motivo de este cumpleaños y de su aniversario de ordenación sacerdotal, el Papa Francisco ha enviado una bendición a D. Antonio, extensible a familiares, amigos y fieles en general.

Además de concelebrar la Santa Misa el sábado 29 de febrero en la Basílica, el 8 de marzo concelebrará con nuestro arzobispo a las 12:30 horas en la S.I Catedral, y dar gracias, una vez más, a Dios del don del sacerdocio.

Paqui Pallarés
Directora de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur Centro Cultural Nuevo Inicio Editorial Nuevo Inicio Viajes San Cecilio Logo Lumen Gentium II  Logo IFES    icsco   Casa de Espiritualidad Sierra Nevada