Menu

Agradecimiento de la Congregación de las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada

Agradecimiento al término de la ceremonia de beatificación. Agradecimiento al término de la ceremonia de beatificación.

Palabras de Marián Macías Rodríguez, Superiora General de la Congregación, para dar gracias por la beatificación de María Emilia Riquelme y Zayas. 

Queridos amigos:

Muy agradecida a su Eminencia el Cardenal Angelo Becciu, al Cardenal Carlos Amigo, a todos los Obispos que nos acompañan, a todos y cada uno de los presentes.

Presto mi voz y mi persona para expresar lo que sentimos, la Congregación, cada hermana y hermano de esta Familia Missami, y cada uno de nosotros, que somos la Iglesia de Dios.

La gracia de Dios se ha derramado en nosotros a través de la vida de una mujer, la Beata María Emilia que hoy volvería a decir como dijera en las Bodas de plata de la Congregación. ”Aquí están tus misioneras, este montoncito de nadas anonadadas de tanta bondad y misericordia como con nosotras tenéis, tuya es la gloria Señor. Una vez más nos entregamos a Ti, guíanos como dulcísimo Piloto, bendice a cada uno, a España, al mundo entero…caminamos en paz”.

Rebosamos agradecimiento, decimos Amén, Aleluya porque esto es agradecer.

Gracias a L Iglesia que es Madre, a su Santidad el Papa Francisco, al Cardenal Becciu que nos ha presidido, a todos los pastores de la Iglesia. Gracias a todos los que llevaron adelante este proceso en esta Iglesia de Granada, recordar a Don José Méndez de forma agradecida, a los postuladores y especialmente a la Dra. Silvia Mónica Correale, que con amor y profesionalidad ha trabajado para llegar a este momento.

Gracias muy especiales a nuestro querido Arzobispo Don Javier, a todos los sacerdotes y a toda la Iglesia de Granada. A todos los que han aportado tanto hasta llegar aquí, la Comisión, al Sr. Comisario de la Beatificación, al P. José Antonio Villena, bienhechores, cofrades, voluntarios, peregrinos y colaboradores. Gracias, Dios sabrá recompensar como sabe hacerlo.

Hemos vivido una explosión de COMUNIÓN, porque la Iglesia es COMUNIÓN, cercanía, experiencia de fraternidad. Gracias muy especialmente a toda la vida Consagrada que nos ha asistido con su oración, cercanía, caridad y ayuda.

Gracias porque desde siempre hemos sentido la llamada a la santidad, y hemos escuchado a la Beata decirnos: “No quiero ser santa sola”. Que todos nos sintamos invitados a trabajar y a ser testigos del Amor de Dios que quita el miedo.

Gracias Señor porque hoy, sigues enviándonos a la misión y con el impulso de esta Beatificación nos sigues enviando a Filipinas para construir el HOGAR “María Inmaculada” donde podremos levantar, cuidar, y formar a tus hijas pequeñas más necesitadas.

Gracias a cada uno de vosotros por haber compartido esta acción de gracias. Todo ha sido para gloria de Dios y por manos de María.

Marian Macías Rodríguez
Superiora General de la Congregación de las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada
S.I Catedral de Granada, 9 de noviembre de 2019 

volver arriba
Logo VA TV web  Odisur Centro Cultural Nuevo Inicio Editorial Nuevo Inicio Viajes San Cecilio Logo Lumen Gentium II  Logo IFES    icsco   Casa de Espiritualidad Sierra Nevada